Volver a la lista

Excursión al Barranco de Valcuerna desde Candasnos

Candasnos Huesca Aragón


Nos acercamos al barranco de Valcuerna, un rincón a medio camino de las comarcas de Los Monegros y del Bajo Cinca, en la que se incluye este recorrido, con una gran variedad de ecosistemas. Así, en otoño, podremos observar los pocos árboles caducifolios de la zona, como son los tamarices, que adquieren un atractivo tono rojizo.

Tipo de recorrido: Travesía

Horario: 3 horas 30 minutos

Desnivel negativo: 165 metros

Desnivel positivo: 30 metros

Distancia Total: 16.4 kilómetros

Altura máxima: 292 metros

Altura mínima: 125 metros

Severidad del medio natural: 1

Orientación en el itinerario: 1

Dificultad en el desplazamiento: 1

Cantidad de esfuerzo: 3

¿Qué es M.I.D.E.?

 

Comenzamos el recorrido en la población de Candasnos, donde tomamos la carretera que lleva a Peñalba.

A los pocos metros de abandonar el casco urbano, nos desviamos a la izquierda, por una pista asfaltada que nos lleva al barranco de Valcuerna, previo paso por la balsa de Los Fabares, también conocida como laguna del Hondo de la Unilla.

Unilla Fotografa de https://www.flickr.com/photos/fermanjl/26411922451/

Este es un discreto, pero interesante, humedal que, en función de la época del año, aloja diversas anátidas (azulón, ánade rabudo, pato cuchara, cerceta común, ánade friso, pato colorado, porrón común…), ardeidas (garzas real e imperial, garcilla bueyera…), cigüeñuelas, fochas comunes, somormujos lavancos, cormoranes grandes, avefrías, gaviotas reidoras o aguiluchos laguneros; además de varias especies de anfibios (sapos común y corredor y rana verde).

Tras haber recorrido 5,5 km desde el inicio, entre extensos campos de cultivo, alcanzamos un cruce de caminos donde abandonamos el asfalto y nos desviamos, a la izquierda, por una pista de tierra que a los pocos metros nos sitúa en el barranco.

Valcuerna era un barranco típico de la depresión del Ebro, con la particularidad de que desembocaba directamente en el río; si bien ahora ha cambiado su régimen hidrológico, ya que sirve de desagüe de los excedentes de agua de los regadíos de Monegros y lleva un caudal abundante durante todo el año, además de estar parcialmente canalizado y con escolleras.

Ciervos de Valcuerna de http://bit.ly/2v5EN02

Hacia su último tramo, la ausencia de esa canalización facilita la existencia de un tamarizal muy bien conservado. Toda esta zona es recorrida por la única población de ciervo autóctono de Aragón. Tras cruzar el cauce en una ocasión, avanzamos por la margen derecha hasta encontrarnos con un refugio de pescadores, que se encuentra junto al embalse de Mequinenza, en un entorno salpicado de retamas y cañafernas que, con sus características flores amarillas, colorean el paisaje en primavera.

Embalse de Mequinanza https://www.flickr.com/photos/sostingut/14164948573/

Además, el refugio se encuentra sobre la desembocadura del Valcuerna en el Ebro, siendo un buen mirador natural y un buen lugar para culminar la ruta.