Volver a la lista

Excursión a Vadiello. Catedral de la Piedra

Embalse de Vadiello Huesca Aragón


Vadiello de https://ssl.panoramio.com/photo/117568088

La pasada tarde estival se nos ha antojado acudir al paraíso de la Piedra, o Catedral de la Piedra como muchos le llaman, Vadiello.

La verdad que es todo un lujo acudir a este paraje tan peculiar, no solo los turistas, escaladores y ciclistas acuden a él, sino muchos vecinos de la ciudad de Huesca y alrededores acuden a Vadiello a dar un paseo, merendar con la familia o a desconectar de una dura jornada laboral, solo, para sumergirse en el paisaje mientras se relaja la mente.

Para llegar a Vadiello, es realmente sencillo (25 minutos en coche), desde Huesca cogemos la N-240 y cogeremos el desvío a Loporzano/Bandaliés. Ya solo queda continuar recto hacia HU-330 hasta el embalse de Vadiello.

Por el camino nos encontraremos varias poblaciones que bien merecen una parada si se va con tiempo, son Loporzano (os recomendamos además de visitar el pueblo, una parada en su panadería 🙂 ), Sasa del Abadiado (destaca su fuente de la Cueva con aguas medicinales y necrópolis medieval) y Castilsabás (santuario de Nuestra Señora del Viñedo).

Cuando ya nos vamos acercando al embalse el paisaje comienza a estrecharse y pasaremos por altos barrancos que harán las delicias de los copilotos del vehículo. Os recomendamos bajar las ventanillas del coche y disfrutar del aroma de tomillo y romero que desprende el camino.

Una vez llegamos al refugio de Peña Guara podremos dejar el coche en el parking, y comenzar nuestra visita.

No es de extrañar que ya os hayáis encontrado con algún escalador y algún vecino con los prismáticos buscando a los quebrantahuesos y águilas que son bastante difíciles de ver por cierto.

Una vez aquí tenemos 2 excursiones destacadas que podremos realizar:

1 – Visitar el Embalse de Vadiello, y admirar los Mallos de Ligüerre, la Mitra, el Puro, la Patata, Los Pepes, también llamados mallos d’Aliana, Lazas, Las Crestas de Borón, el pico San Jorge, más los barrancos de Escomentué, del Diablo, de Lazas y la Canal del Palomo que cobijan numerosas buitreras.



2 – Visitar la Ermita de San Cosme y San Damián, que partiendo de la presa de Vadiello, tras pasar los túneles y cruzar el río por la presa, la carretera se convierte en pista de tierra por la cual caminando tras 20 minutos se llega a un desvío señalizado a la izquierda, por éste se accede a la llamada cruz Cubierta o Caseta de los Cuatro Vientos, junto a ésta, parte la senda que desciende hasta el fondo del barranco, y asciende luego a los huertos de San Cosme. Con un total de 45 minutos desde la presa, se llega a la ermita de San Cosme y San Damián.

cruz Cubierta o Caseta de los Cuatro Vientos de LaguiPhoto en Flickr

Ermitas de San Cosme y San Damián vadiello de potillas en Flickr

¿Te animas a hacerle una visita?