Volver a la lista

Ascensión al Perdiguero (3.222m)

Benasque Huesca Aragón


Benasque cuenta con 102 “tresmiles”, 117 ibones y 12 de los 20 glaciares del Pirineo y tres de los monumentos naturales más espectaculares del Pirineo Aragonés: el macizo Maladeta o Montes Malditos, el macizo Posets o Tuca Llardana y el macizo Perdiguero.

El Perdiguero. Foto de
Roberto_48 en Flickr

  • Desnivel acumulado : 1.750 m
  • Cota mínima / máxima: 1.600 / 3.221
  • Tiempo en movimiento: 10 horas
  • Dificultad: Fácil. Breve trepada en la Aguja de Lliterola (I+ / 5m). Neveros relativamente empinados (>40º), con posibilidad de hielo, en el acceso al Collado Inferior de Lliterola. Según las condiciones, se pisará mucha nieve o pedreras, que podrán ser incómodas pero sin dificultad.
  • Material: Crampones y piolet todo el año.

El perdiguero aunque no es uno de los mas altos de la cordillera, es uno de los mas nombrados, es importante por su belleza, por su gran mole, y por dar nombre a un grupo de tresmiles, así que merece la pena una visita.

La ascensión al Perdiguero desde Estós es la más cómoda y sencilla de todas las ascensiones a este pico, aunque requiere buena forma física debido a los fuertes desniveles que presenta.

Inicio en el refugio de Estós (1.900 m), ubicado en la mitad del valle del mismo nombre y al que se llega fácilmente siguiendo el GR 11 tras 2 h 45 min de caminata. Desde el refugio, en descenso por el GR 11, se alcanza la Pleta d’el Tormo (1.730 m), cabaña y puente sobre el río, donde dejaremos el sendero balizado para subir en dirección E, por trochas de ganado, hasta las ruinas del viejo cuartel militar de Estós. También es posible llegar hasta este lugar por el PR-HU 31, que va paralelo al GR 11 y un poco más alto sobre el valle.

200 m al SE de los cuarteles, un cartel indica el camino al Perdiguero, que asciende en dirección NO, remontando la margen derecha el barranco Perdiguero. En un primer tramo sube entre el bosque y luego – tras cruzar a la margen izquierda del barranco-, por extensos pastizales hasta la Pleta de Perdigueret (2.140 m), una vaguada donde el arroyo forma meandros y se encharca. El itinerario continúa en dirección NE, hacia las paredes O del Perdigueret. Supera un umbral rocoso y dejando abajo el Ibonet de Perdiguero, alcanza la Collada l’Ubago (2.712 m).

Una vez allí emprenderemos el tramo final de la ascensión, remontando primero al N hasta encontrar, sobre la cota 2.880 m la ruta que asciende desde el ibón Blanco de Lliterola y, después, entre grandes bloques de granito, la arista SE del Perdiguero que lleva al mojón de piedras de la Fita de Perdiguero (3.171 m). Desde aquí, por la cresta, llegaremos en unos minutos al Perdiguero (3.219 m). La vuelta será por el mismo itinerario de subida.

DESCARGAR KML

DESCARGAR GPX

Toda la info de su ascensión aquí