Volver a la lista

La Cascada de Orós Bajo, pequeño paraíso esculpido durante siglos por el agua

Sabiñánigo (Huesca)


Una ruta que merece la pena realizarla ya que tras un breve paseo descubrimos un rincón con magia. Escondido entre las profundas paredes del barranco de Os Lucás, encontramos un pequeño paraíso esculpido durante siglos por la acción del agua.

La cascada de Orós Bajo es un lugar perfecto para refrescarse los días de mucho calor o simplemente para disfrutar de la magia de la naturaleza de Huesca

Especificaciones ruta:

Esta sencilla ruta puede realizarse con niños a partir de 4 y 5 años, tiene una dificultad media, una distancia de 1,7 km, es un recorrido lineal, dura 20 minutos y por tanto es apto para ir con mochila porta bebés.

Situación y acceso a la Cascada de Orós Bajo:

Desde Sabiñánigo, tomar la A-136 hacia Biescas y coger el desvío hacia las localidades de Oliván y Orós Bajo.

Desde Orós Bajo dirigirse hacia el visible represamiento construido en el barranco y sortearlo por la izquierda entre la vegetación y el material derrubio.

A partir de este. El acceso es por el mismo cauce del barranco, sin un itinerario claro, que viene definido en función de su caudal, lo que hace cruzar el río en más de una ocasión.

El punto situado en una curva muy pronunciada del barranco, encontraremos este rincón de gran belleza y espectacularidad. No tiene pérdida y se encuentra unos 20 minutos.

Observaciones:

  • Se recomienda no circular por el cauce del barranco en periodos de crecidas o épocas de fuertes lluvias.
  • Prestar atención a los posibles desplomes y caídas de rocas, tanto durante el acceso con el punto de interés.


Foto de Juan M. Casillas: Flickr.com



Foto de Juan M. Casillas: Flickr.com



Foto de Juan M. Casillas: Flickr.com



Foto de Juan M. Casillas: Flickr.com