Volver a la lista

Basílica de San Lorenzo

Plaza San Lorenzo 2 , Huesca

Sobre una antigua iglesia gótica (de la que se conservan una parte de la torre y el atrio), se levantó desde el siglo XVII un nuevo templo barroco, la basílica de San Lorenzo.

El fervor popular empujó el edificio hacia arriba, pues los recursos económicos no siempre acompañaron. En su interior, las bóvedas de lunetos y arista obligan a levantar los ojos para contemplar los elementos más destacados. No debe faltar la visita a la sacristía, con doce pinturas que narran la vida del patrón de la ciudad y el busto que sale en procesión cada 10 de agosto.