huescalamagia

⚔️ 🛡 Los 6 pueblos medievales que no te puedes perder esta Semana Santa


El Alto Aragón es una tierra de tradiciones, llena de historia y con numerosos rincones que atestiguan su pasado. Hoy os queremos invitar a que recorráis con nosotros esta Semana Santa varios de los pueblos medievales más bonitos de Huesca, cuya fisonomía recuerda el pasado de los aragoneses.

Villa de Aínsa

Aínsa, en el Sobrarbe, es sin duda una de las villas que mejor ha conservado en su casco antiguo su esencia medieval. Fue declarado Conjunto Histórico-Artístico en 1965 y como tal guarda un encanto que sólo se puede descubrir paseando por sus empedradas calles. Si se parte de la plaza y se toma la calle Mayor se pueden observar fachadas importantes. No os podéis perder su Plaza Mayor con una estructura puramente medieval con unas dimensiones considerables. Parece que data de los siglo XII y XIII, y conserva edificios originales. Su planta es trapezoidal y presenta porches laterales donde se suceden arcos de medio punto y ojivales. La plaza era punto de encuentro. Aquí se celebraban las ferias. De hecho, aún se celebra la Ferieta de Aínsa en febrero. Otra de sus joyas es el Castillo Fortaleza, cuya Torre del Homenaje se construyó sobre restos árabes en el siglo XI. El aspecto actual de la fortificación es posterior a la Edad Media, ya que se debe a Felipe II. (siglo XVI). Por último, hay que visitar la Iglesia de Santa María que data de finales del siglo XI y mitades del siglo XII. Es un ejemplo claro de la sobriedad románica del Alto Aragón.

Calles de Aínsa de https://www.flickr.com/photos/pierreg_09/

Villa de Alquézar

 

 

Otro rincón de la provincia que os hará retroceder varios siglos hasta la Edad Media es Alquézar. Su pasado medieval le otorgó un plano irregular, de calles estrechas. También está declarado como Conjunto Histórico-Artístico que acrecienta su atractivo con el paisaje del río Vero. Pasead por su casco hasta alcanzar su Castillo y la Colegiata de Santa María, ambos románicos, con lugares con encanto como el claustro. Tampoco podéis dejar de ver la parroquia de San Miguel o la Plaza Vieja porticada. Entrad por el portalón gótico que de acceso a la antigua villa y poned alerta los sentidos para disfrutar hasta el más mínimo detalle.

Qué ver y curiosidades de Alquézar >

Alquéza, Iglesia San Miguel. Fotografía de Francisco Marin http://bit.ly/2u8FZzN

Colegiata de Alquézar. Fotografía de www.flickr.com/photos/rrnavero/

Colegiata de Alquézar. Fotografía de www.flickr.com/photos/rrnavero/

Colegiata de Alquézar. Fotografía de www.flickr.com/photos/rrnavero/

Colegiata de Alquézar. Fotografía de www.flickr.com/photos/rrnavero/

Graus

La Muy Noble y Muy Antigua Villa de Graus también os espera para mostraros su historia marcada en las piedras de sus casas, puentes e iglesias. Aún se conservan tres puertas en su muralla, pero lo más destacable es el urbanismo de su Plaza Mayor, donde además de ver su planta, podréis disfrutar de todos los estilos arquitectónicos que ahí se dan cita, incluido el Ayuntamiento de Graus con arquería mudéjar. También tenéis que visitar la basílica de la Virgen de la Peña, de origen románico, pero donde también convergen varios estilos entre los que destacan el gótico y el renacentista. Una iglesia a la que hay que entrar para disfrutar de su claustro y visitar el Museo de Iconos, además hay una bella vista sobre Graus y los valles del Isábena y el Ésera.

Qué no deber perderte en Graus >

Plaza Mayor Graus vista en Panoramio

Graus de top100aragon.com

A Photo Agency (www.aphotoagency.com) – Graus Puente Abajo Graus

A Photo Agency (www.aphotoagency.com) – Iglesia San Miguel Graus

Roda de Isábena

Roda de Isábena de Kom bo en Flickr

También sobre el valle del Isábena se encuentra Roda de Isábena, en la Ribargoza, un pequeño enclave sobre un promontorio. Allí, en el siglo X, se levantaba una atalaya de vigilancia y además se convirtió en la sede episcopal y capital política de la Ribargoza. Por eso, a día de hoy, este pequeño enclave del Pirineo puede presumir de su Catedral de San Vicente, un joya románica, que fue saqueada por Erik el Rojo. Merece la pena su visita, incluyendo un paseo por su claustros. Después, hay que caminar por el pueblo y disfrutar las vistas desde allí.

Roda de Isábena de Juan Manuel Hervás en Flickr

Roda de Isábena de Josep Maria Aragonés en Flickr

Roda de Isábena de Lois Anton en Flickr

Palacio, Roda de Isábena de https://www.flickr.com/photos/barnacarlos/

Pueyo de Araguás

Pueyo de Araguás y Peña Montañesa

Esta localidad se ubica en lo alto de un cerro alargado sobre el barranco de El Soto, a los pies de La Peña Montañesa. Su perfil irregular se dibuja en el paisaje como una réplica a menor escala de la gran mole de piedra que lo cobija.

Este núcleo ha sabido conservar el especial encanto que marcaron en siglos pasados sus habitantes y los monjes que, en su trayecto al monasterio de San Victorián, situado a 9km, hacían su parada habitual en este núcleo para meditar y transmitir su cultura. Los vecinos y vecinas de esta localidad, que en su día estuvo fortificada para protegerse del enemigo, han rehabilitado sus casas respetando las construcciones y el entorno del Pirineo.

La sorprendente disposición de sus casas, con claro sabor medieval, asombra al visitante.

Qué ver en el Pueyo de Araguás >

Montañana

Montañana – Fotografías de thierry llansades http://bit.ly/2wUgZvs

El silencio es el principal morador de las calles de Montañana. Este pequeño municipio ribargozano, que apenas tiene tres decenas de habitantes, refleja en su fisonomía la grandeza de su pasado medieval. Una visita os hará retroceder en el tiempo.

Qué ver en Montañana >

Montañana – Fotografías de thierry llansades http://bit.ly/2wUgZvs

Montañana – Fotografías de thierry llansades http://bit.ly/2wUgZvs

Montañana – Fotografías de thierry llansades http://bit.ly/2wUgZvs

Montañana – Fotografías de thierry llansades http://bit.ly/2wUgZvs

Fuente de imágenes: Turismo de la Ribagorza, GPS Huesca La Magia y Guía de los Pirineos