Volver a la lista

Catedral de Huesca

Plaza de la Catedral 22002 Huesca

Entre el rico románico de la provincia de Huesca destaca la única catedral completamente gótica: la de la capital.

Impulsada en el reinado de Jaime I (siglo XIII), la catedral de Santa María hunde sus cimientos sobre la antigua mezquita musulmana y una iglesia románica. El visitante deberá explorar para encontrar los vestigios de estas dos construcciones. Además, dos joyas que no deben pasarse por alto: la portada, con su destaca escultura gótica en siete arquivoltas y en el tímpano; y el retablo mayor, con escenas de La Pasión de Cristo talladas en alabastro.

La portada resguardada por un impresionante alero, es obra del siglo XIV. Destaca el retablo mayor, realizado entre 1520 y 1534 en alabastro por Damián Forment.

Entre los principales grupos escultóricos destacan los que hacen referencia a la Pasión, sin olvidarnos a modo de curiosidad el autor retrato del propio autor y de su hija en la parte inferior del retablo.

Otros puntos de interés son las sillería coral madera de roble, las las capillas de Santo Cristo de los Milagros y los de Lastanosa y la sacristía.

La catedral fue declarada monumento histórico artístico en el año 1931.

VISITA A LA CATEDRAL DE HUESCA:

Tenéis 2 posibilidades:

  1. Entrada de la Catedral + Museo Diocesano. Son 4€/ persona. En horario de Lunes a Viernes de 10:30 a 14:00h y de 16:00 a 18:00 (http://www.museo.diocesisdehuesca.org/)
  2. Hacer la Visita Guiada a toda la ciudad con la Oficina de Turismo de Huesca, que son todos los fines de semana y puentes, e incluyen visita a la Catedral, San Pedro el Viejo, Ayuntamiento y Museo Arqueológico. Cuesta 5€/persona. Toda la info en www.huescaturismo.com