Volver a la lista

Castillo de Benabarre

Calle Castillo Benabarre Huesca

El papel de Benabarre como línea fronteriza entre cristianos y musulmanes queda reflejado en su castillo, una fortaleza restaurada que fue sede de los condes de Ribagorza.

Sus dos iglesias, la cisterna y la muralla que rodea al castillo hablan de un pasado glorioso para la localidad. Su intenso trajín histórico pasa por su importante papel en las guerras de Cataluña y carlistas.

Los restos del Castillo son en realidad la superposición de tres recintos fortificados, dos iglesias y una cisterna. Entre sus usos constatar el de un campanal, un cementerio, huertos, albergue para pobres, torre de vigilancia aérea y monumento. 

Podemos decir que el castillo de Benabarre es un auténtico archivo en piedra que permite arrojar luz sobre la historia de la zona. El Castillo pasó a ser propiedad municipal en 1922 y desde 1991 está en proceso de recuperación y adaptación como monumento. 

A principios de los 90, se realizaron diversas intervenciones en el Castillo a través de campos de trabajo, y se reconstruyeron torres y muros con profesionales. 

Merece la pena subir hasta su recinto, recorrerlo, recrearse con el paisaje y conjeturar sobre cómo debió de ser en su época de esplendor.

Desde el Ayuntamiento y la Oficina de Turismo se ha puesto en marcha una nueva acción para dar a conocer el Castillo de Benabarre, realizando unas visitas guiadas

La oficina de turismo de Benabarre la encontrarás en:

C/ Teodoro Rios, 2
22580 Benabarre