Volver a la lista

Laguna de Sariñena

La Laguna de Sariñena Huesca Aragón

Un laguna entre un paisaje de lo más árido. En plenos Monegros, entre los cauces de los ríos Alcanadre y Flumen surgen las aguas salinas de este espacio protegido.

Un paraíso para las aves, aunque no hay que olvidar que es un buen lugar para anfibios, mamíferos y reptiles de un ecosistema único en la provincia de Huesca.

La Laguna de Sariñena, declarada como Refugio de Fauna Silvestre desde 1995, ofrece las mejores condiciones de todo Aragón para observar aves acuáticas. El clima estepario y los suelos salinos caracterizan este pequeño paraíso, donde las aves son la joya de la corona de la fauna de este lugar.

Más de 200 especies se pasean por uno de los humedales más importantes a nivel nacional, con ejemplos como la garza imperial, el avetoro, el ánade real, el pato colorado, el águila pescadora, la gaviota reidora o la cigüeñela. La Laguna de Sariñena supone el destino invernal para unas 12.000 aves; y la zona de descanso para más de 100.000 migratorias. Además de las aves acuáticas, desde esta laguna se pueden observar otras esteparias, como el aguilucho cenizo, el milano real, el cernícalo o la grulla común.

Fotografía de http://www.turismolosmonegros.es