Volver a la lista

Sencilla y relajante excursión paralela al río Ara en el Valle de Bujaruelo

Torla-Ordesa (Huesca)


Hoy nos vamos de excursión al Bosque mixto del Cobatar, entre el puente de Santa Elena y San Nicolás de Bujaruelo, en el Valle de Bujaruelo.

Este bucólico valle de Bujaruelo se encuentra en el nacimiento del río Ara y llega hasta el Puente de los Navarros. Un valle lleno de muchas y preciosas excursiones y rutas de todos los niveles. En Verano es una buena alternativa para aquellos que buscan más tranquilidad.

Valle de Bujaruelo. Foto de Jorge Carrasco: Flickr.com

Se trata de un paisaje donde predomina el agua, la humedad y multitud de prados para poder tumbarnos y mirar al cielo para encontrar un águila real acechando a las marmotas o un quebrantahuesos.

En la pradera de Bujaruelo nos encontramos la ermita de San Nicolás, primer templo que hallaban los peregrinos tras cruzar el puerto de Bujaruelo o Gavarnie desde Francia a través del puente medieval de un solo ojo que hay a su lado.

EXCURSIÓN al Bosque mixto del Cobatar, entre el puente de Santa Elena y San Nicolás de Bujaruelo

Tipo de recorrido: Ida y vuelta

Horario: 2 horas 35 minutos

Desnivel negativo: 295 metros

Desnivel positivo: 295 metros

Distancia Total: 8 kilómetros

Altura máxima: 1371 metros

Altura mínima: 1213 metros

Severidad del medio natural: 2

Orientación en el itinerario: 2

Dificultad en el desplazamiento: 2

Cantidad de esfuerzo: 2

¿Qué es M.I.D.E.?

 

 

DESCARGAR KML

DESCARGAR GPX

El bosque mixto del Cobatar se encuentra inmerso en el impresionante valle de Bujaruelo, dibujado por el río Ara.

Esta excursión, entre el puente de Santa Elena y el de San Nicolás de Bujaruelo, ha sido a lo largo de varias generaciones el único sendero por el fondo del valle, paralelo al río, hasta la construcción de la actual pista.

Para llegar al punto de partida debemos de tomar la carretera que pasa por Torla y que lleva a la pradera de Ordesa, pero nosotros, al alcanzar el puente de los Navarros, debemos de desviarnos a la izquierda para adentrarnos en el valle de Bujaruelo.

 

A unos 2 kilómetros del desvío alcanzamos el punto de inicio de la ruta: el puente de Santa Elena.

Salto Carpín. Foto de Francisco Nieto Benitez: Flickr.com 

Desde la margen izquierda del río Ara, arrancamos a caminar aguas arriba, por un hermoso sendero que coincide con el trazado del GR 11.

Río Ara desde el Puente de Santa Elena (Bujaruelo). Foto de Luis Sanz: Flickr.com

Casi de inmediato, nos adentramos en el Bosque de Cobatar, un impresionante bosque mixto de hayas y abetos, en el que también crecen pinos albares, serbales y abedules, con sotobosque de boj, madreselva del Pirineo, ‘mezereón’ o acebo, entre otros muchos arbustos.

Tras haber recorrido algo más de 3 kilómetros, alcanzamos el barranco de Escuzana, que desciende espumoso por la ladera hasta su desembocadura en el río Ara. Cruzamos el cauce del barranco y continuamos en ligero ascenso y en paralelo al río, y tras salvar una larga pedrera llegamos al puente románico de San Nicolás de Bujaruelo.

Puente San Nicolás de Bujaruelo. Foto de Jorge Carrasco: Flickr.com

Junto al puente, abandonamos el GR 11 para cruzar el río Ara e inmediatamente alcanzamos el refugio de Bujaruelo, antiguo hospital de peregrinos. Este lugar fue construido originariamente en el siglo XII por la Orden de monjes caballeros del Hospital de San Juan Bautista de Jerusalén, más conocidos como hospitalarios o sanjuanistas, que provenían del vecino valle francés de Gavarnie. Actualmente, es un moderno refugio con habitaciones y servicio de comidas. Desde este rincón pirenaico que invita al descanso, regresamos al punto de partida por el mismo camino.

Puente de San Nicolás, Ermita de San Nicolás y Refugio de Bujaruelo. Foto de Jorge Carrasco: Flickr.com

Fuente: gps.huescalamagia.es