Volver a la lista

Excursión a la desconocida y bucólica Balsa de Lumiacha en Panticosa

Panticosa, Huesca


Cualquier visitante que llegue al balneario de Panticosa tiene ante si una amplia oferta de posibilidades. Desde el descanso en las terrazas hasta la ascensión a las cumbres de 3.000 metros que lo escoltan. Nosotros planteamos una excursión por una zona cercana y a la vez desconocida, la balsa de Lumiacha.

Desnivel: 330 metros.

Horario aproximado: 2 horas y 30 minutos.

Época recomendada: Primavera avanzada, verano y otoño.

Recomendaciones: Prestar atención en la zona comprendida entre la turbera y la balsa, debido a la ausencia de una clara senda. La balsa de Lumiacha es un lugar muy frecuentado por nuestro mamífero ungulado por excelencia, el sarrio, por lo que recomendamos caminar en silencio para poder sorprenderlo y disfrutar de su presencia.

PUNTO DE PARTIDA Y DE LLEGADA:

Balneario de Panticosa. En el fondo de un circo glaciar y junto a un lago se encuentra este emblemático lugar de la geografía aragonesa. Es accesible mediante una serpenteante carretera de 8 km que asciende desde Panticosa, en pleno valle de Tena. Dista 44 km de Sabiñánigo.

Lago de los Baños de Panticosa. Foto de Susana Maldonado: Flickr.com

Maravillados por el paraje donde se ubica el balneario de Panticosa (1.636 m), nos disponemos a iniciar la excursión entre sus artísticos edificios modernistas. Nos dirigimos hacia una llamativa escalinata que discurre paralela a un torrente canalizado. En la parte superior se sitúan las fuentes de los Herpes y del Higado, y próximo un pozo de hielo. Giramos a la izquierda, dejando a un lado la tentadora fuente de la Belleza o del Estómago.

Entramos en un marcado sendero entre pinos negros que va realizando revueltas para ir ganando altura. En una de ellas y a la izquierda una senda que rodea el pedregoso fondo del circo a una altimetría media de 1.700 m.

En el primer tramo asciende ligeramente por encima de un muro de contención de aludes. Franqueamos una gran tubería reforzada que finaliza en una central hidroeléctrica. De esta manera llegamos a dos desvíos. El de la izquierda nos permite contemplar el rio Caldares con la estruendosa cascada del Pino/Salto del Pino (1.720 m), de 25 m de altura, en todo su esplendor y el de la derecha nos conduce a la cercana y olvidada zona de la balsa de Lumiacha.

Cascada del Pino. Foto de David: Flickr.com

Por este segundo camino amojonado nos introducimos para ascender entre grandes bloques de piedras pulidas por efecto de la erosión glaciar. Nos dirigimos hacia unas pilonas de un antiguo teleférico de trasporte de materiales.

Nos encontraremos en una bella zona de turberas con pequeñas balsas temporales. Abandonamos la senda para desviarnos en dirección norte y ascendemos una ladera cubierta de grandes losas pulimentadas.

Alcanzamos una pequeña cuenca en cuyo fondo se encuentra la solitaria balsade Lumiacha (1.950m), con una impresionante perspectiva sobre los picos de Arnales/deros Arnals y Punta Pondiellos.

Balsa Lumiacha e Ibón de Baños de David https://www.flickr.com/photos/21500984@N06/21419939110/

Balsa Lumiacha. Foto de David: Flickr.com

El regreso lo hacemos por el mismo itinerario hasta las inmediaciones de la cascada del Pino, pudiendo disfrutar de un gran panorama.

SERVICIOS

Diversos establecimientos hoteleros con estructura de principios del siglo pero adaptados a las necesidades actuales, además de un refugio de montaña atendido permanentemente. Otros servicios complementarios se ofertan en la localidad de Panticosa.

TELÉFONOS DE INTERÉS

  • Oficina de información turística Panticosa 974 487 318
  • SOS Aragón 112

Fuente 150 Paseos en familia por Aragón.