huescalamagia

Ruta Joaqu√≠n Costa ūü¶Ā ‚ÄúEl Le√≥n de Graus‚ÄĚ



Hijo de un modesto labrador, hasta los 24 a√Īos no pudo entrar en la universidad donde despu√©s se doctor√≥ en derecho y filosof√≠a. Quer√≠a salvar a Espa√Īa y puso en pie, adem√°s de a sus paisanos oscenses, a muchos peque√Īos y medianos propietarios agr√≠colas.

Apasionado del conocimiento y la educaci√≥n, quiso situar como necesidad b√°sica las pol√≠ticas de desarrollo de Espa√Īa, como refleja el lema Escuela y despensa con el que se le identifica por medio de una pol√≠tica hidr√°ulica porque, como dec√≠a,‚Ķ

un hombre que taladra un pozo… está ensanchando el suelo de su patria.

Desde que acudi√≥ a la Exposici√≥n Universal de Par√≠s de 1867, le obsesion√≥ la idea del progreso y pretendi√≥ el acercamiento de Espa√Īa con respecto a los otros pa√≠ses europeos y norteamericanos m√°s desarrollados.

En esa exposición pudo observar de primera mano un nuevo invento, el velocípedo de Michaux, antepasado de nuestras bicicletas.

Costa copi√≥ su dise√Īo en un papel y los apuntes que tom√≥ sobre aquella m√°quina los envi√≥ a Huesca, convirti√©ndose la ciudad en la primera de Espa√Īa que vio circular bicicletas por sus calles.

Replica Bici Joaquín Costa

Pudo pero no quiso ser ni diputado ni ministro. Lo suyo era escribir (más de cuarenta libros y cientos de artículos) y hablar para convencer.

De los escasos 65 a√Īos de su vida, pas√≥ 33 en el Alto Arag√≥n. Cuando al ‚Äúle√≥n de Graus‚ÄĚ le llegaba el final, el cuerpo se le doblaba y ten√≠a que recogerlo a cada momento. El d√≠a de su muerte, m√°s de treinta mil personas visitaron la capilla ardiente. Su epitafio termina diciendo: No legisl√≥.

Cementerio de Torrero, Zaragoza

El d√≠a 14 de febrero de 1906 en el teatro Pignatelli de Zaragoza pronuncia un nuevo discurso. El cuerpo recio, la cabeza soberbia, el pelo rojizo, la barba dura y bien poblada, la voz iracunda que cautiva al p√ļblico. Nos cuenta un espectador:

Era tan violento su gesto y tan grande la sugesti√≥n que ejerc√≠a en el auditorio, que al levantar el pu√Īo le cre√≠amos armado de una espada invisible, y cuando lo descargaba dobl√°bamos inconscientemente la cabeza para eludir el golpe.

RUTA JOAQU√ćN COSTA

La Ruta Joaqu√≠n Costa por carretera une su lugar de nacimiento, Monz√≥n; la ciudad donde vivi√≥ y muri√≥, Graus; y Barbastro, donde lanz√≥ sus iniciativas pol√≠ticas y econ√≥micas, as√≠ como otras poblaciones y parajes situados en el itinerario que las une.

 

La ruta se iniciar√≠a en el lugar donde naci√≥ Costa, en Monz√≥n. Adem√°s de visitar el castillo o la catedral, podremos ver la que fue su casa natal y hoy es un museo que recuerda su vida y su obra.

Castillo de Monzón de https://www.flickr.com/photos/53579128@N04/

Tambi√©n en Monz√≥n existe un sendero ideal para recorrido a pie o en bicicleta. Recibe el nombre de Sendero Joaqu√≠n Costa. Transcurre entre caminos y pistas de la Acequia de San Sebasti√°n y del Canal de Arag√≥n y Catalu√Īa, gran proyecto hidr√°ulico ideado por Costa.

Tambi√©n existe otra ruta por carretera en la que podr√≠amos recorrer localidades como Barbastro, con visita inexcusable a su catedral, su museo diocesano y otros lugares emblem√°ticos como la plaza del Mercado o el Centro de Interpretaci√≥n del Somontano.

Catedral de Barbastro de www.flickr.com/photos/mjd2007/5012611174/

A continuaci√≥n nos podr√≠amos dirigir hacia la Ribagorza y nada m√°s traspasar el Congosto de Olvena llegamos al Pantano de Costa y la central hidroel√©ctrica de San Jos√©, inicios del citado Canal de Arag√≥n y Catalu√Īa.

Embalse barasona Joaquín Costa de www.livewater.es

La ruta finalizar√≠a en Graus, lugar donde pas√≥ sus √ļltimos a√Īos.

M√°s informaci√≥n http://redaragon.elperiodicodearagon.com