Volver a la lista

Boliches de EmbĂșn đŸČ, un tesoro gastronĂłmico

EmbĂșn Huesca AragĂłn


Se acerca el otoño, y con Ă©l ya tenemos aquĂ­ los deliciosos productos de temporada como las setas, la borraja, broquil pellado y verde, los Ășltimos tomates rosas de nuestras huertas y melocotĂłn amarillo del bajo cinca con un buen vino añejo de nuestras barricas dormidas bajo tierra, carne de caza y como no, los platos de cuchara
 ÂżHabĂ©is probado alguna vez un bocado reconfortante de un guiso hecho a base de boliches de EmbĂșn? ÂżConocĂ©is este ingrediente altoaragonĂ©s? Hoy os lo presentamos.

 

 

El boliche de EmbĂșn es una variedad de legumbre autĂłctona del Valle del RĂ­o AragĂłn SubordĂĄn, mĂĄs concretamente de la localidad de EmbĂșn, donde crece en sus campos. La gracia de esta legumbre es que su producciĂłn es artesanal y familiar, por lo que la cosecha es pequeña y de calidad. Esto lo convierte en un ingrediente Ășnico.

Existen 2 recetas muy tĂ­picas de la zona, una con chorizo, morcilla y cordero. La otra receta conocida como «JudĂ­as Viudas» llamadas asĂ­ por estar guisadas con muy pocos ingredientes donde el laurel y la oreja de cerdo serĂ­an los protagonistas; tambiĂ©n cuentan los ancianos del lugar que recibe este nombre porque era el plato que ofrecĂ­an para reconfortar a los familiares cuando alguien fallecĂ­a.

Son una variedad de legumbre redonda. En EmbĂșn se cultivan de manera artesanal con estiercol natural y aguas del mismo rĂ­o. Su cultivo se hace de junio a septiembre. La floraciĂłn empieza en julio y se recolecta a mano desde principios de septiembre hasta octubre. Se recogen sus vainas, que despuĂ©s se dejan secar al sol para que sean mĂĄs fĂĄciles de abrir. Posteriomente se escogen uno a uno antes estar listos para el consumo. AsĂ­ se eliminan los menos apetecibles.

Son exquisitos, con una textura muy liviana que hacen que cuando te los metes en la boca se deshagan. No tienen apenas piel y no necesitan ponerse a remojo el dĂ­a de antes. Al tener tan poca producciĂłn es complicado encontrarlos, por lo que son un tesoro gastronĂłmico. Existen diferentes variedades de boliches: blanco, negro, colorado, trepador, amarillo y blanco de mata baja, el mĂĄs abundante.

¿Los habéis probado alguna vez? ¿Dónde? ¿Cómo?

MĂĄs info en Boliches de EmbĂșn, ofrecen tambiĂ©n un menĂș degustaciĂłn de boliches aquĂ­ previa reserva