huescalamagia

Una ruta en coche panorámica por la Ribagorza



La Ribagorza es un rincón lleno de lugares mágicos. En el extremo norte más oriental se extiende abarcando un territorio repleto de secretos. Hoy os traemos una propuesta para que la hagáis en vehículo (moto o coche). Un itinerario por los balcones del Pirineo, recomendado por Turismo de La Ribagorza.

Nos proponen un viaje de unos 32 kilómetros, en los que se puede disfrutar de una vistas únicas del Pirineo y de los alrededores. Así se visitará Castejón de Sos, Bisaurri, Laspaúles y Bonansa. Cargad el depósito de gasolina, revisad el estado de los neumáticos y prepararos para un viaje por la geografía altoaragonesa.

Asociación de vuelo Alta Ribagorza Castejón de Sos

Volando en Castejón de Sos www.flickr.com/photos/boni_villasirga/9232138816/

La salida la haremos desde Castejón de Sos. Un bello pueblo que se sitúa junto al cauce del río Ésera. Esta localidad es conocida por albergar un gran número de empresas de aventura que ofrecen la posibilidad de practicar desde parapente hasta rafting o BTT. También hay rutas senderistas por los alrededores o propuestas culturales como la visita a su casco antiguo, donde encontraréis numerosas casonas. Después, para empezar la ruta, hay que coger la N-260 camino de Bonansa. A lo largo del camino descubriremos varios puntos de interés en los que os recomendamos parar. En Bisaurri, además de un paisaje magnífico, os deleitaréis con el encanto de un pueblo pirenaico, perfectamente acompasado con el paisaje.

Bisaurri de Julio González www.flickr.com/photos/juliogonzalez1/5694754188/

La siguiente parada es el municipio de Laspaúles. Allí os espera un curioso lugar a 3 kilómetros del casco urbano: el Parque Temático de las Brujas. Aparcad el coche y poneros buen calzado, ya que os adentraréis en pleno bosque para conocer la presencia de estos seres en la comarca. Un sendero sencillo os guiará por un camino donde veréis paneles informativos que os irán contando qué sucedió allí.

Parque Temático de Las Brujas de Laspaúles de www.flickr.com/photos/apartamentoschuandervera/

Tras una experiencia mística, volved al coche y, en el camino, la siguiente parada que os aguarda es el impresionante Mirador Coll de Espina.

Mirador Coll de Espina www.flickr.com/photos/hardtravelinq/

Mirador Coll de Espina de https://twitter.com/turismocastell

Hay aparcamiento para unos pocos coches al lado de la carretera. Desde aquí, a más de 1400 metros de altura, tendréis unas vistas de 360º de de la Sierra de Chía, Posets, Maladetas y Pirineos orientales. Coged aire porque volvernos al coche camino del siguiente destino: el Castillo de Castarné, en Montanuy. Se trata de una edificación defensiva del Reino de Aragón que ha sufrido modificaciones a lo largo de la historia. Gracias a su posición privilegiada, podréis ver una hermosa vista de todo el valle.

Castillo de Castarné, en Montanuy www.flickr.com/photos/18186142@N05/8560400256/

La última de nuestras paradas es el Bosque de Pegá, en Bonansa. Está especialmente bonito en esta época otoñal. Es una zona húmeda con pinos silvestres, abetos, hayas, avellanos, arces… Lo habita el urogallo, pero es muy difícil de ver. En Bonansa nos recomiendan hacer una ruta de 5,5 kilómetros, ideal para ver aves y toparse con paisajes únicos como el Mirador de Ansuilo.

Bonansa de www.flickr.com/photos/116371096@N07/12644298714/

Terminamos aquí, en plena naturaleza. ¿Cómo ha ido el viaje?