Volver a la lista

ūüĎ£ De excursi√≥n al Salto de Rold√°n. Os contamos su leyenda ‚öĒ ūüõ°

Nueno Huesca Aragón


Queremos recomendaros una excursi√≥n muy agradable, llena de vistas incre√≠bles y leyenda‚Ķvamos, una escapada con Magia! Y puede realizarse en cualquier √©poca del a√Īo.

Excursión al salto de Roldán.

Nivel de dificultada medio. Se puede subir en cualquier √©poca del a√Īo

En el parque natural de la sierra y los ca√Īones de Guara, en la parte oeste a muy pocos km de la ciudad de Huesca comienza nuestra excursi√≥n hacia el salto de Rold√°n.

Un paseo chulisimo, atraviesa un paisaje precioso, este lugar es el límite entre las sierras pirenaicas y el llano, una especie de frontera imaginaria acotada por las 2 moles de roca.

El camino es cómodo y cuenta con escalones de madera que facilita la ascensión en el primer tramo y mires donde mires encuentras una postal alucinante. El segundo tramo es un poco más complicado, en donde os encontrareis con una vía ferrata, con pasamanos, grapas y escalas. Tras 20′ de andada llegamos arriba, y podréis deleitaos con unas impresionantes vistas.

Tambi√©n podr√©is visitar en la propia pe√Īa de San Miguel, ver los restos de un aljibe, el Castillo de Sen del siglo XII y una ermita rom√°nica.

La Leyenda del Salto de Roldán, todo un símbolo para los oscenses.

V√≠a http://www.hotelsanchoabarca.com/blog/

Parece ser que el valeroso caballero Rold√°n (sobrino del tambi√©n m√≠tico Carlo Magno) se encontraba en huida de Saraqusta, cuya conquista hab√≠a fracasado, cabalgando raudo hacia su Francia natal. La persecuci√≥n estaba siendo ardua y agotadora, y el noble galo se ve√≠a amenazado por varios flancos.

El acoso provoc√≥ que el caballero buscara una salida ascendiendo por la pe√Īa de Am√°n, que termina en un cortado cuya foz recorre el r√≠o Flumen.

Rold√°n tir√≥ con fuerza de las riendas, deteniendo el corcel justo al borde del precipicio. Los perseguidores, seguros de haber dado caza a su presa, hicieron cabriolas con sus caballos y dieron mandobles al aire antes de acercarse al h√©roe franc√©s. √Čste, para sorpresa de aquellos que le acorralaban, pic√≥ las espuelas y se lanz√≥ al vac√≠o. Ante los ojos de sus perseguidores, el corcel dio un salto tan prodigioso que, en lugar de precipitarse al fondo del cortado, consigui√≥ llegar al otro extremo, estampando sus huellas, todav√≠a visibles seg√ļn algunos, sobre la pe√Īa de San Miguel.

La leyenda dice que, debido a tal esfuerzo, el caballo muri√≥ en el acto, y Rold√°n tuvo que proseguir su camino a pie. Parece ser que no lleg√≥ muy lejos, pues se cuenta que cay√≥ en Ordesa, si bien su m√≠tica espada, Durendal, poderosa tal que Tizona o Excalibur, consigui√≥ llegar a Francia al ser lanzada con rabia por el caballero, abriendo la que todav√≠a se conoce como brecha de Rold√°n y que permiti√≥ al galo ver su tierra por √ļltima vez en su estertor de muerte.

Leyenda sobre su valiente corcel:

Tambi√©n se cuenta que, en el salto inveros√≠mil sobre el cortado del Flumen, el caballo, tal vez por miedo, hizo caer sus excrementos al r√≠o. √Čstos fueron transportados al Isuela, que los llev√≥ al Cinca, pasando al Segre, al Ebro y, por fin, al mar, que los arrastr√≥ hasta el norte de √Āfrica.

All√≠, en la costa donde se depositaron, nacieron tres hermosas flores de tres colores distintos: una blanca, otra negra y morada la √ļltima. Una yegua que por all√≠ pasaba no pudo resistirse a comerlas, lo que provoc√≥ que poco tiempo despu√©s diera a luz tres potrillos, cada uno del color de una de las flores, y que al crecer fueron tan veloces como el viento del S√°hara.

Sobre la muerte de Rold√°n, he encontrado otras leyendas como:

Cuenta la leyenda que en ese lugar donde cay√≥ Rold√°n, hizo sonar su olifante de marfil para advertir al resto del ej√©rcito y, cuando √©l y los doce paladines imperiales fueron heridos, arroj√≥ al agua su gloriosa espada ‚ÄúDurandal‚ÄĚ a fin de que no cayera en manos del enemigo.

CarloMagno en presencia del cuerpo postumo de Rold√°n

La localizaci√≥n exacta de la batalla es otra inc√≥gnita que a√ļn est√° por resolver. La tradici√≥n ha querido con ‚ÄúEl Cantar de Rold√°n‚ÄĚ que se haya mantenido la imagen del caballero Rold√°n tocando el olifante, hasta morir, en el v√©rtice de Iba√Īeta y a su emperador Carlomagno desgarrado al volver al campo de batalla y ver a todos sus hombres tendidos.

Fuentes Fotografías:

  • http://guaravertical.blogspot.com
  • www.turismohoyadehuesca.es
  • http://poesiadelmomento.com
  • http://quintolamilagrosazgz.blogspot.com.es
  • http://www.excursionesporhuesca.es
  • www.furgovw.org
  • http://victorsanchocastillo.blogspot.com
  • http://500px.com/JosLuisBarreu
  • http://amigosanzanigo.creatuforo.com
  • http://piratasdelmascn.blogspot.com.es
  • www.pirineos3000.com
  • http://lacabrademonte.blogspot.com
  • http://montesparatodos.blogspot.com